Noviembre 2014

El Viernes, día 7 de Noviembre, El Doctor en Historia Medieval y Profesor en la Universidad Complutense presentó su ultimo libro "Itinerario de Alfonso XI de Castilla. Espacio, poder y corte (1325-1350)" en la Sala Vicaría del Hotel San Antonio El Real. Le acompañaba el Director de la Editorial de La Ergástula.
Pía Ortega presenta al Doctor Cañas.


El director de la Editorial y el Doctor Cañas.









--------------------------------------------------
-------------------------

Os recuerdo que podéis seguirnos también en Facebook, en:
https://www.facebook.com/pages/Aula-de-Cultura-Hontanar/241701302571625?ref=hl
---------------------------------------------------
-----------------------------
Hemos empezado Noviembre celebrando la fiesta del primer día de este mes : Todos los Santos.
Durante la cena  en el Hotel San Antonio El Real ensayamos una forma de teatro nueva para nosotros.
Fue una lectura de "Don Juan Tenorio", de José Zorrilla.
 

Ensayando en la biblioteca. Falta Doña Inés.

La Directora de escena.
 
El comendador llega a la Hostería del Laurel.
 
 

En su discreta mesa espera. Mientras, bebe una copa de vino de Falerno.


Cuando Don Luis Mejía (izquierda) y Don Juan Tenorio (detrás del comendador) terminan de exponer sus villanías, el comendador irrumpe y les increpa: 

 "¡¡Insensatos, vive Dios, que a no temblarme las manos, a palos como a villanos, os diera muerte a los dos!!".
 



Doña Brígida y Doña Inés en la celda de esta.
 

Don Juan declara su amor a  Doña Inés.


Doña Brígida tuvo la mejor idea de la noche: representemos el ultimo acto, el del cementerio, en el Claustro. Hay luna y la temperatura es agradable.
Y el suelo tiembla. Toda la escena tiembla. La estatua del comendador, padre de Doña Inés, se dirige hacia Don Juan y la estatua de su hija. 


Una multitud de sombras asiste a la escena.

La estatua del comendador se dirije a Don Juan, quien se arrepiente de todo lo hecho en su vida, y exclama:

   ¡Clemente Dios, gloria a Ti!
Mañana a los sevillanos
aterrará el creer que a manos
de mis víctimas caí.
Mas es justo: quede aquí
al universo notorio
que, pues me abre el purgatorio
un punto de penitencia,
es el Dios de la clemencia
el Dios de Don Juan Tenorio.

 


En carnaval es difícil saber quien es quien.


Una mesa.


Segunda mesa.


Firmando antifaces.



 

 

 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada